Evangelion

Por César González Gutiérrez

Prólogo

En estos momentos se está produciendo un remake de esta serie a cargo del director original, el japonés Hideaki Anno —de hecho ya se han presentado dos de las cuatro partes de las que va a constar—. En un comunicado difundido en los cines de Japón y otros medios, Anno, en busca de audiencia para la nueva película, exponía las motivaciones para este nuevo proyecto, y se cuestionaba también la razón de retomar una serie que se emitió por primera vez en octubre de 1995 en Tokio TV. Al respecto dice:

Muchas veces nos preguntamos, “Es un título de hace más de 10 años. ¿Por qué ahora?” “Eva es demasiado viejo”, pensábamos. Sin embargo, en los últimos 12 años, no ha habido ningún anime más nuevo que Eva.

Desde luego, desde el punto de vista de la estética de las nuevas tecnologías es un anime muy completo, en él se abordan multitud de temas que son de entera actualidad. Lo que vamos a tratar de hacer aquí es, precisamente, confeccionar un recorrido por las diferentes temáticas estéticas. Vamos a abordar la serie original, que es una obra acabada, tomando algún elemento de Rebuild of Evangelion (el remake).

En el texto no se va a analizar el argumento de la serie, aunque podrían desvelarse algunos elementos de la trama (para aquellos que no la hayan visto). Desde el punto de vista del guión, Evangelion es una serie muchas veces ambigua —seguramente propiciado por la misma historia de su producción—, anque eso no la ha hecho menos popular, más bien todo lo contrario; abundan las teorías de todo tipo que pretenden hacer encajar todas las piezas del rompecabezas en una historia totalmete coherente. Aquí no se trata de eso. Dejaremos que esa ambigüedad siga siendo igual de creativa.

Comentarios

Te has sobrado.

¡Maldito freak!!!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.