Utopías y distopías

El Segundo Impacto... Aquella tragedia ocurrió el último año del siglo XX. El primer año del siglo XXI sólo se puede calificar de infierno.

Se ha dicho que el siglo XX amaneció utópico y murió distópico. El tiempo de Evangelion amanece distópico y desea acabar utópico salvando a la humanidad mediante la tecnología. Nos situamos en el año 2015. En el año 2000 un meteorito cayó sobre el Polo Sur fundiendo el casquete, provocando maremotos, aumentando el nivel del mar, virando el eje terrestre, eliminando las estaciones, matando a un tercio de la población mundial...

Para los habitantes del universo de Evangelion, para los ciudadanos de Neo-Tokio 3, el elemento distópico es un hecho pasado que forma parte de su vida cotidiana. En el episodio 4, Shinji acude a un cine nocturno huyendo de sí, allí se escuchan ráfagas del diálogo de una película de acción, muy similar a las películas de ciencia ficción sobre grandes catástrofes, meteoritos estrellándose contra la Tierra, guerras nucleares, invasiones extraterrestres... con la diferencia que aquí se trata de una historia basada en hechos reales:

—¿Era imposible detectarlo?

—Así es. Un objeto de sólo 10mm impactó sobre la Antártida a una velocidad cercana a la de la luz.

—No podíamos prevenir este desastre, ni siquiera detectarlo...

—Hay un infierno ahí afuera, ¿para qué sirve la Ciencia?

 

—El viraje del eje terrestre causó que el flujo atmosférico descendiera hasta un 3%...

 

—¿Ha pasado ya?

—No. Un maremoto se nos acerca a 320 metros por segundo.

Sensei, debemos evacuar.

—No. Es mi deber permanecer aquí.

Sensei, elegir la muerte es fácil. Pero tiene la obligación de preocuparse por este infierno viviente...

En la puerta del cine se puede leer un cartel donde se anuncia:

Documental: Crónicas del diluvio universal. El segundo impacto. Tokio-2.  Hoy trasnoche.

El imaginario social que dibuja Anno para los habitantes de Neo-Tokio 3 es el de una ciencia que ha sido incapaz de prevenir los acontecimientos del Segundo Impacto, el pasado es distópico pero la imagen de la ciencia juega un papel diferente para su futuro. Los niños aprenden en la escuela que mediante los adelantos tecnológicos se está estabilizando la vida en un planeta que se había hecho inhabitable.

Ciudad sumerjida.

Pero el tiempo de Evangelion se sitúa ante otra distopía. En el camino se cierne una profecía apocalíptica, pero que al mismo tiempo puede ser el medio para realizar la utopía.

—De acuerdo con el escenario descrito en los pergaminos secretos del Mar Muerto que posee Seele, el Tercer Impacto ocurrirá en poco mas de 10 años. Hay que prevenir la tragedia final. Por eso están Seele y Gehirn.

—Yo apoyo tus intenciones, pero no las de Seele.

Sin embargo todo ese imaginario social es algo ficticio, la versión oficial afirma que fue un meteorito el que cayó sobre la Antártida y provocó tanta destrucción, primera mentira, Ritsuko dice en un momento dado:

—[…] los periódicos mencionan que fue a causa de un meteorito. La verdad fue ocultada. Hace 15 años, la humanidad descubrió en el polo sur a una criatura humanoide, un Ángel. Pero cuando lo estaban estudiando, se produjo una terrible explosión. Así ocurrió el Segundo Impacto.

—Pero entonces nosotros...

—Tratamos de evitar un Tercer Impacto. Por eso existen Nerv y los Evangelion.

Misato cree que se oculta información y tendrá razón. La organización SEELE es la que está detrás de todo, se trata de los iluminati de Evangelion. Toda esa catástrofe se trata en definitiva de una fase del plan para una nueva humanidad, para su particular Nuevo Orden el Plan de Complementación Humana, que pasaba por provocar ese apocalipsis: es el precio que se paga por un mundo limpio de pecado original.

Polo Sur.

—El Polo Sur... un dominio de la muerte donde nada puede sobrevivir. Infierno sería un término más adecuado.

—Pero sin embargo nosotros, los seres humanos, estamos aquí y estamos vivos.

—Estamos protegidos por el poder de la ciencia.

—La ciencia es la fuerza del ser humano.

—Esa es la arrogancia que provocó el Segundo Impacto hace 15 años... y estos son los resultados. El pecado que se cometió fue demasiado grave. Este mar está muerto.

—Pero es un mundo sin mancha, libre del pecado original.

—Yo prefiero un mundo donde las personas estén vivas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.